Gaston Luciano Bonanno

Esculturas

 


 

“En la intimidad de su taller, en la quietud religiosa de los días
repetidos, Gastón Bonanno ha construido una poética de las formas
duras. Su obra se debate entre curvas que evocan el serpentear del
fuego y ángulos de matemática imposible. Sus esculturas, como
ejercicios de introspección y honestidad, no ofrecen asideros, no
citan arquetipos.
Artista autodidacta, excéntrico, Gastón emplea la herrería como
instrumento embellecedor; y la serena, la sublima con su invierno de
metales orgánicos. Metales como instantáneas del mundo, metales que
apelan a lo emocional, que trepan sobre el vacío, que comulgan con el
milenario silencio de la piedra; con su impasible dureza, con su luz
apagada:”

“En Buenos Aires, a una edad muy temprana, comenzó mi andadura con el
hierro. Al calor de un círculo familiar y artístico, desarrollé las
bases de lo que tiempo después sería mi obra; una obra basada en lo
cotidiano: la vida, mi mujer y mi hijo.”